Buscar este blog

viernes, 30 de enero de 2015

New Public Management y el fin de la historia de Fukuyama ( 1 min.)

New Public  Management  y el fin de la historia de Fukuyama ( 1 min.)

por

Juan B Lorenzo de Membiela

El término New Public  Management  (Nueva Gestión Pública-NGP-) fue empleado por vez primera por  Christopher Hood en 1989 en un artículo titulado  A Public Management for all Seasons?. Otras expresiones que se utilizaron: Para  Barzelay « paradigma postburocrático »; Para  Osborne y Gaebler, « gobierno empresarial » ; Para Pollit,  « gerencialismo » ; Para Self « gobierno por el mercado »  y para Peters y Pierre « Nueva Gerencia Pública[1]».

La gerencia o gestión pública[2] refiere al conjunto de actividades conducentes a obtener bienes o productos públicos pero analizando las decisiones  de los directivos como las del resto de empleados que tengan un margen de discrecionalidad administrativa - competencia -  reconocido por las normas jurídicas.

Olías de Lima, define la NGP  como el intento de dar cuenta, reflexionar y discutir sobre cómo alcanzar los fines públicos con la mayor eficiencia, eficacia y satisfacción[3]. Pero no sólo se trata de esto, sino que su finalidad se enmarca en un propósito de cambio sustancial en la gestión  de las Administraciones Publicas.

Para Hughes , la NGP  es  un sistema que pone énfasis en los resultados, que reclama mayor responsabilidad y flexibilidad institucional y que este cambio obliga a asumir una posición en torno al futuro del sector público y al respecto no cabe duda que éste será inevitablemente gerencial; tanto en la teoría como en la práctica[4] .

Peters y Pierre  la identifican con una  vocación de asimilar  la gerencia privada a la pública con todo lo que ello ocasiona en materia de competencias administrativas moduladoras de la jerarquía. Supone una renuncia por el   Gobierno del control sobre  su actividad al dejar a los directivos  gestionar con más libertad de acción (dentro de lo que los modelos burocráticos permitan, sumidos como están en la inercia jerárquica). A este respecto. concurre el principio de coordinación y jerarquía en el art.  3.1º Ley 30/1992 de RJAPPAC. Impidiendo improvisaciones gestoras, unificando  una acción genérica cuando concurren provincias, en el supuesto de la Administración periférica respecto a la Central,  que por sus especialidades es  necesaria una gestión diferenciada. Valga este retazo realista como muestra de lo complejo que resulta permitir a los gestores dirigir con eficiencia diferenciada.

Otro autor como Moyado Estrada,  define la NGP  como un concepto cuya aplicación obliga a asumir una serie de principios que definen una nueva forma de pensar la gestión gubernamental y la incorporación de nuevas pautas de desempeño institucional[5].

Todos estos antecedentes son congruentes  con la teoría  de Fukuyama sobre el  fin de la historia construida  sobre  la imposición  del  capitalismo y la democracia liberal, una vez desaparecida la URSS y sus países satélites marxistas[6]. Se trata del fin de alternativas ideológicas a lo establecido. Y si no existen alternativas es lógico que quiera buscarse una mayor optimización contando con el soporte institucional que se cuenta.



[1] Peters, G. y  Pierre, J., ¿Por qué ahora el interés de la gobernanza?, en « La Gobernanza hoy: 10 textos de referencia», dir. Cerrillo i Martínez, A.,  INAP-IGG, Madrid, 2005, pp. 50 y ss..

[2] Vid.  Aguilar Villanueva, L.F., Gobernanza y gestión pública,  Fondo de Cultura Económica, México, 2006, p.148, nota 7, en cuanto la similitud conceptual entre gerencia y gestión.

[3]  Olías de Lima Gete, B., La nueva gestión pública, PrenticeHall, Madrid, 2006, p.  1.

[4] Hughes, O.E.,  La nueva gestión pública, en « Lecturas de Gestión Pública » MAP, España, 1996.

[5] Moyado Estrada, F., Nueva gestión pública y calidad: relación y perspectivas en América Latina, Gestión y Análisis de Políticas Públicas , 2002,23, p.  136.

[6] Giddens, A., Sociología, 5ª ed., Alianza Editorial, Madrid, 2009, p.790.


No hay comentarios:

Publicar un comentario