Buscar este blog

sábado, 31 de enero de 2015

Descontaminar la radiactividad nuclear ( noticias)

Descontaminacion radioactividad: noticias


1.Grafeno para descontaminar Fukushima
Su próximo proyecto, más ambicioso, lo llevará el próximo 3 de febrero a la castigada Fukushima, donde en colaboración con Europe Clean Energies (ECE) busca utilizar óxido de grafeno para descontaminar de la radiactividad el área.
2.Cannabis y girasol  para descontaminar radioactividad
El Cannabis está demostrando tener más propiedades que el aloe vera, porque ahora se propone para luchar contra la radiación de Fukushima. ¿Cómo? Muy simple: se planta marihuana y girasol en el área a descontaminar, se deja que sus hojas absorban los elementos contaminantes y posteriormente se incinera como residuo radiactivo.
Después de la catástrofe vivida en Japón, ha sido indispensable establecer una zona de exclusión de 20 o 30 kilómetros, como se produjo en el caso de Chernóbil, debido a los altos niveles de radiación que contiene el aire y el suelo afectada por el desastre nuclear y que hacen inviable la vida humana.

El precedente de Chernóbil

Para descontaminar la tierra, existe una opción que fue un éxito en Chernóbil. En 1998 Consolidated Growers and processors (CGP), la empresa Phytotech, y el Institute of Bast Crop de Ucrania comenzó a experimentar con la plantación de varias especies vegetales para la eliminación de los metales contaminantes en el suelo cerca de Chernobil. 

El experimento se diseñó para probar si ciertas plantas pueden ayudar a eliminar ciertos metales radiactivos mediante el proceso llamado fitorremediación. Las raíces de ciertas plantas pueden absorber una serie de metales (radioactivos o no) de forma que las plantas actúan como filtro o trampa para elementos tan peligrosos para la salud humana como el Uranio, el Cesio-137 o el Estrocio-90. Estos elementos se acumulan en las hojas. Las plantas que mejores resultados ofrecieron fueron el Girasol y el Cannabis, que pueden descontaminar el 80% del suelo de una zona afectada.

El mecanismo que se utiliza para limpiar la zona es cultivar marihuana y Girasol en las zonas contaminadas, dejar que sus hojas absorban los elementos contaminantes y posteriormente incinerar la cosecha y tratar las cenizas como residuos nucleares.

Por todo ello, este tipo de cultivo se plantea como una alternativa a tener en cuenta para el futuro y como una solución seria a muchos problemas derivados de catástrofes como las vividas en Fukushima y Chernóbil. Cabe señalar que la legislación vigente en Japón para temas cannábicos permitiría cultivar cañamo en Fukushima sin cambiar ninguna ley, cosa que no sucedería en Estados Unidos.



3.Grafeno blanco
Se llama grafeno blanco, aunque no contiene ni un átomo de carbono, pero promete casi tantocomo si lo tuviera. Según una nueva investigación publicada en Nature, el grafeno blanco podría ser uno de los materiales más efectivos a la hora de limpiar desastres naturales por contaminación, como vertidos de petróleo o aceite industrial en el mar.
El grafeno blanco es en realidad nitruro de boro y es capaz de absorber hasta 29 veces su peso en petróleo u otros compuestos similares. Igual que el grafeno, el nitruro de boro se compone de finísimas láminas de un átomo de grosor en una estructura de red hexagonal. Los científicos pensaron inicialmente que podía aplicarse a la electrónica, pero ahora creen que su uso más directo y efectivo sería el de absorber sustancias altamente contaminantes.
4. Capsulas para descontaminar radioactividad y metales pesados.
Una de las vías de protección es la prevención ante la posibilidad de contaminación radiactiva en los alimentos. Para ese propósito, ha sido desarrollada recientemente una cápsula que puede ser arrojada al agua, la leche, los zumos de frutas y otras bebidas para eliminar más de una docena de sustancias radiactivas.

La cápsula desarrollada por el equipo de Allen Apblett, de la Universidad Estatal de Oklahoma en Stillwater, Estados Unidos, es una adaptación de una tecnología de eficacia ya demostrada. En su función original, servía para extraer uranio del mar, así como para retirar uranio y otros metales pesados de aguas muy contaminadas. En su nueva función, la tecnología sirve para la descontaminación radiactiva del agua potable y otras bebidas.

La tecnología también puede retirar arsénico, plomo, cadmio y otros metales pesados.



Cápsulas para descontaminar de material radiactivo el agua y otras bebidas. (Foto: Allen Apblett)
Los ingredientes clave del proceso son nanopartículas compuestas de óxidos metálicos (diversos metales combinados con el oxígeno). Las partículas reaccionan con los materiales radiactivos y otras sustancias no deseadas y las extraen de la solución. Las partículas pueden absorber los 15 elementos del grupo de los actínidos, así como metales radiactivos que no son actínidos (como los isótopos del estroncio), y también plomo, arsénico y otros elementos no radiactivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario