Buscar este blog

domingo, 8 de noviembre de 2015

Automóviles diesel y Eduardo Barreiros ( 2 min.)


Automóviles diesel y Eduardo Barreiros.
por
Juan B Lorenzo de Membiela

Rudolf Christian Karl Diesel[1], hijo de inmigrantes bávaros , nació  en Paris en 1858.Se formó como ingeniero en la Technische Hochschule de Munich.

Inventó el motor y el carburante diésel. Perseguía construir una máquina que se acercase a la eficiencia absoluta definida por Carnot en 1824.

Nicolas Sadi Carnot, describió teóricamente un motor térmico de eficiencia perfecta en el que todo calor o energía se convirtiera en trabajo. Pero no pudo fabricarlo. Esta imposibilidad que hoy se mantiene motivó el enunciado del Segundo principio de la termodinámica formulado por Clausius y Thomson en el siglo XIX y desarrollada en el siglo XX por Lars Onsager, Ilya Prigogine, Sybren de Groot y  Peter Mazur.

El motor diésel fue desarrollado en las factorías de la compañía MAN AG, perteneciente al grupo empresarial Krupp. En aquel entonces se empleó como combustible aceite de palma. También se investigó el empleo de aceite de maní, aunque se optó por el petróleo por ser más económico y asequible[2].

Rudolf Diesel lo patentó en Alemania en 1892 y explicó sus fundamentos científicos en su estudio: «Theorie und Konstruktion eines rationellen Wäremotors». Era un motor de cuatro tiempos que desarrollaba 25 caballos de vapor (cv). Tardó 10 años hasta que pudo comercializarse. Los automóviles fueron construidos bajo el patrocinio de las empresas Maschinenfabrik Augsburg y el consorcio Krupp.

Su genialidad consistía en la simplicidad de su diseño y en su alta eficiencia.

Las ventajas del motor diésel frente a otros que se desarrollaron durante los siglos XIX y XX, consisten:

-La alta compresión que producen incrementa la eficiencia del motor entre un 30% a 40%.

- La capacidad de emplear un combustible    barato y seguro puesto que no explosiona.
 
- No necesita de ningún sistema de encendido eléctrico.

La fiabilidad del motor diesel frente a los de gasolina es algo conocido desde hace décadas. Es lógico por su bajo consumo y por el bajo mantenimiento respecto a los de gasolina. Cabe enumerar, además, las siguientes ventajas[3]:

·         Mecánica más robusta y fiable.
·         Régimen de giro menor que los motores de gasolina. por lo que son más duraderos.
·         Menor consumo de combustible, lo que redunda en una mayor autonomía.
·         Combustible más barato, ya que el gasóleo se refina más fácilmente que la gasolina.
·         Mayor seguridad en caso de colisión, ya que el gasoil no explota como la gasolina.
·         Componentes técnicamente más sencillos, excepto el sistema de inyección.
·         Equipo de arranque eléctrico más simple, lo que disminuye el riesgo de averías.
·         Los motores turboalimentados aumentan apreciablemente su potencia, mejorando la combustión, por lo que son menos contaminantes.
·         Las emisiones de un motor Diesel son tres veces menos dañinas que las que debidas a los motores de gasolina.

Estas ventajas fueron percibidas en España por Eduardo Barreiros[4] . Emprendedor y empresario español, tan genial, tan innovador, tan… olvidado…

En 1947 tuvo lo que se denomina una « discontinuidad emergente »: transformar el motor de gasolina de sus camiones en motores diesel para ahorrar una significativa cantidad de dinero en combustible. Lo consiguió y aprovechando que en España se encontraban operativos algunos miles de camiones empleo su invención para reconvertirlos   a diesel. En algunos años transformó 2.300 motores.

El siguiente objetivo fue crear su propio motor. Rotas la negociaciones con Perkins emprendió el diseño de su propia maquina inspirada en el modelo inglés.  Fue en Madrid en donde creo su factoría de construcción de vehículos: «Barreiros Diesel S.A.». En 1957 comenzó su producción a gran escala.

Los motores Barreiros diesel alcanzaron fama entre los taxistas de ser los mejores y poder circular miles de kilómetros sin ningún tipo de problema. Barreiros se convierte en un fuerte competidor de Pegaso en el segmento de camiones.

En el trascurso de los años, la empresa entro en una fase financiera crítica llegando a un acuerdo con la Chrysler.

Aunque mantuvo la dirección de su industria las colisiones con los norteamericanos fueron en aumento y en intensidad. La venta del «Dodge Dart », un modelo de automóvil, fue un fracaso lo que obligó a una ampliación de capital  que aprovechó  la empresa  americana  para hacerse  con el   77%  del  capital  social  de  la  empresa. Barreiros y sus hermanos dejaron la firma en 1969.

Abandonó el mundo del motor dedicándose a otros negocios. Pero su vocación por la mecánica lo llevó a intentar introducirse en el sector. Fue inútil durante 10 años.

Hasta que creo DIMISA (Diesel Motores Industrias SA), para la investigación y desarrollo de motores diesel modulares en V, de 130 a 500 CV, de combustión interna. Además de su fabricación, se pondera la actualización y perfeccionamiento de sus características y la reducción de sus consumos y de sus emisiones de humos y ruidos nocivos para el medio ambiente.

Participo en Cuba, invitado por aquel gobierno[5] , para suministrar motores de alta potencia. Rechazados varios de otros fabricantes son elegidos el de Barreiros de 8 cilindros junto a otro de Nissan. Ambos son sometidos a durísimas pruebas: 4 meses de funcionamiento ininterrumpido las 24 horas al día. Interviene como árbitro Lloyd´s que homologa los motores modulares de 6 y 8 cilindros en V, en sus versiones industrial, automotriz y marina.

Firma con las autoridades cubanas un contrato para desarrollar motores de 6 a 12 cilindros en V. Crea la empresa Taino EB dotándola de la tecnología más avanzada. Se crea la planta de motores Amistad cubano-soviética.

En 1982 marchó a vivir a Cuba.

Comienza la construcción de motores con 3,4, 6 y 8 cilindros, desarrollando maquinaria agrícola y automotriz.

El Instituto Superior de Diseño Industrial de la Habana le confiere la categoría de profesor invitado. Es investido como Doctor Honoris Causa por la Escuela de Ciencias técnicas. Fallece en La Habana en 1992.

Ha sido mucho lo que el motor diesel ha ofrecido a la humanidad. De sus ventajas frente a los de gasolina todos hemos ganado, sobre todo, cuando los precios de la gasolina se encontraban en cifras prohibitivas.







[1] En su aspecto de investigador sobre sociedad- empresa, publico su libro «Solidarismus», del que solamente se vendieron 200 ejemplares. Reflexiones sobre management en plena etapa clásica de la Teoría General de la Administración que debieran ser conocidas si se rescatase su obra en otros idiomas.

En alemán: «Solidarismus: Natürliche wirtschaftliche Erlösung des Menschen», Alemania, 2007: Edit. Maro Verlag .

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Rudolf_Diesel

[3] http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio/4750/4935/html/23_comparacin_entre_el_motor_diesel_y_motor_de_gasolina.html

[4] Thomas, H.: « Barreiros. El motor de España » (Eduardo Barreiros and the Recovery of Spain ), Barcelona, 2007: Planeta.

Véase  http://www.fundacionbarreiros.com/es/barreiros/biografia/1978_1992.html


[5] Thomas, H.: « Barreiros. El motor de España » (Eduardo Barreiros and the Recovery of Spain ), Barcelona, 2007: Planeta.

[6] http://www.bloomberg.com/europe

[7] http://www.best-selling-cars.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario