Buscar este blog

viernes, 26 de mayo de 2017

La mayoría de los países siguen sin estar preparados para una pandemia (investigación)

Tras el ébola y el zika, la mayoría de los países siguen sin estar preparados para una pandemia (investigación).


A pesar de los avances logrados desde las crisis del zika y del ébola,según el informe que publica hoy el Grupo Internacional de Trabajo sobre Financiamiento para la Preparación (IWG, por sus siglas en inglés), establecido por el Banco Mundial, la mayoría de los países no están adecuadamente preparados para una pandemia y el mundo sigue sin hacer lo suficiente para financiar las acciones recomendadas orientadas a fortalecer la preparación frente a las pandemias.
En el informe, titulado From Panic and Neglect to Investing in Health Security: Financing Pandemic Preparedness at a National Level (i) (Del pánico y la desatención a la inversión en seguridad sanitaria: Financiamiento de la preparación para las pandemias a nivel nacional), se formulan 12 recomendaciones para asegurar el financiamiento adecuado de las capacidades e infraestructura necesarias para prevenir, identificar, contener y responder a brotes de enfermedades infecciosas. Son muchos los países en los que es crónica la escasez de inversión en funciones esenciales de la sanidad pública, como la vigilancia sanitaria, laboratorios de diagnóstico y centros de operaciones de emergencia, que permiten la identificación y el control precoz de esos brotes. Hasta la fecha, son 37 los países que han completado las rigurosas evaluaciones revisadas por pares, denominadas Evaluación Externa Conjunta, sobre su capacidad de preparación para identificar carencias y necesidades. Sin embargo, esta cifra significa que hay 162 países que no las han hecho […].
El IWG, establecido en noviembre de 2016, presenta 12 recomendaciones de gran alcance,entre ellas:
  • lograr que todos los Gobiernos nacionales se comprometan a llevar a cabo la evaluación de las capacidades de preparación y de sanidad animal para finales de 2019;

  • asegurar que los resultados de estas evaluaciones se traduzcan en planes de acción con estimación de costos, respaldados por propuestas de financiamiento y supuestos de inversión;

  • reforzar los recursos fiscales, incluidos impuestos específicos, para financiar la preparación;

  • asegurar que los donantes cumplan sus compromisos, centrando la asistencia para el desarrollo en grandes gastos de capital que los países no pueden costear, en iniciativas regionales y en Estados frágiles,

  • asegurar que los riesgos económicos de las enfermedades infecciosas se tengan en cuenta en las evaluaciones macroeconómicas y la toma de decisiones en materia de inversiones, al igual que otros riesgos sistémicos.
Fuente: Banco Mundial


No hay comentarios:

Publicar un comentario