Buscar este blog

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Sugieren una velocidad óptima para respirar menos contaminantes en la urbe ( investigación)

Sugieren una velocidad óptima para respirar menos contaminantes en la urbe( investigación).


Desplazarse por la ciudad a pie o en bicicleta beneficia la salud, sin embargo, los viandantes y ciclistas se enfrentan con ello a la inhalación de contaminantes presentes en el aire urbano. Una nueva investigación propone velocidades «óptimas» para minimizar la inhalación de polución. Según especifica, los ciclistas que ruedan por la ciudad deberían ir a una velocidad de entre 12 y 20 kilómetros por hora, mientras que los peatones deberían desplazarse a un ritmo de entre 2 y 6 kilómetros por hora. De esta manera, puede minimizarse la inhalación de contaminación a la vez que se siguen recibiendo los beneficios que el ejercicio físico aporta a la salud.
«Cuanto más rápido se mueve una persona, más le cuesta respirar y, potencialmente, más contaminación inhala, aunque se expone al tráfico durante un período de tiempo más corto. Este análisis demuestra dónde se encuentra el punto óptimo», explica Alex Bigazzi, de la Universidad de la Columbia Británica y autor del estudio.
Ni muy rápido ni muy despacio
Mediante un modelo computarizado basado en el censo de 10.000 personas, Bigazzi calculó las velocidades ideales —valor que ha bautizado con el nombre de velocidad de dosis mínima—, según el sexo y la edad para los ciclistas y viandantes urbanitas. En el caso de las  mujeres usuarias de bicicleta menores de 20 años, el estudio sugiere que la velocidad óptima en una vía plana es de 12,5 kilómetros por hora de promedio. Para los ciclistas masculinos en el mismo grupo de edad, la velocidad media óptima es 13,3 kilómetros por hora. Si se trata de hombres y mujeres entre los 20 y los 60 años, la velocidad ideal en bicicleta es de entre 13 y 15 kilómetros por hora, según la investigación.
En el caso de los peatones menores de 20 años, el estudio revela que deberían caminar a una velocidad de unos 3 kilómetros por hora, mientras que los viandantes de más edad deberían andar, como mínimo, a 4 kilómetros por hora. Ello vale para ambos sexos.
«Si te mueves a velocidades mucho más rápidas que la velocidad de dosis mínima, por ejemplo, unos diez kilómetros más deprisa que el valor óptimo, la inhalación de aire contaminado va a ser notablemente mayor», señala Bigazzi. «La buena noticia es que las cifras de velocidad de dosis mínima se hallan cercanas a la velocidad a la que suelen moverse las personas por la ciudad».
Revista Investigación y Ciencia


No hay comentarios:

Publicar un comentario